Dosis subletales de biocidas de uso alimentario pueden incrementar la resistencia de Listeria a los antibióticos

Dosis subletales de biocidas de uso alimentario pueden incrementar la resistencia de Listeria a los antibióticos

listeria

Algunos desinfectantes de uso habitual en la industria alimentaria pueden incrementar la resistencia de Listeria monocytogenes a los antibióticos, si se utilizan en dosis demasiado bajas. Este hecho, que ya se conocía en otros microorganismos como Escherichia coli y Salmonella, pone de manifiesto de nuevo la importancia de un uso correcto de estos biocidas.

 

Investigadores de la Universidad de León han comprobado que el uso incorrecto en la industria alimentaria del hipoclorito sódico, el cloruro de benzalconio y el ácido peracético puede, en determinadas condiciones, incrementar la prevalencia de resistencia a los antibióticos en cepas de Listeria monocytogenes.  La exposición a dosis demasiado bajas de estos desinfectantes, como consecuencia, por ejemplo, de un cálculo incorrecto de las concentraciones, estaria favoreciendo la aparición de este grave problema de salud pública.

Listeria monocytogenes es uno de los principales microorganismos causantes de enfermedades transmitidas por alimentos en Europa, y es responsable de infecciones humanas asociadas a una elevada tasa de letalidad. El Grupo de Investigación de la Universidad de León (ULE) en Seguridad Alimentaria, Alimentación e Higiene de los Alimentos (SEGURALI) lleva años estudiando la influencia de los factores de estrés subletal sobre la resistencia a los antibióticos de algunos microorganismos a lo largo de la cadena de producción de alimentos, centrándose especialmente en el estudio de factores como la exposición a biocidas o tratamientos tecnológicos a dosis bajas. 

Por lo que respecta concretamente a Listeria monocytogenes, en estudios previos el SEGURALI había demostrado el efecto de determinados descontaminantes de la carne, principalmente clorito sódico acidificado, en el incremento de la resistencia a antibióticos. En su nuevo estudio, ‘La exposición de Listeria monocytogenes a dosis subinhibitorias de desinfectantes puede modificar el patrón de resistencia a antibióticos de las cepas de L. monocytogenes’, se confirma también esta circunstancia cuando las bacterias se exponen a dosis bajas de algunos desinfectantes de uso habitual.

La importancia del uso correcto de los biocidas de uso alimentario

El objetivo del estudio fué determinar el efecto de dosis subinhibitorias de cuatro biocidas de uso alimentario en la resistencia a antibióticos de una cepa de L. monocytogenes de origen cárnico. Se utilizaron los biocidas:  hipoclorito sódico (HS, Sigma Aldrich, Steinheim, Alemania), cloruro de benzalconio (CB, Sigma Aldrich), ácido peracético (AP, Sigma Aldrich) y fosfato trisódico (FTS, Merck, Darmstadt, Germany).

Los cultivos de L. monocytogenes se expusieron a concentraciones crecientes subinhibitorias de los desinfectantes, comenzando por la mitad de la concentración mínima inhibitoria e incrementando 1,5 veces la concentración de biocida cada 24 horas, hasta que dejó de observarse crecimiento. Los valores de la concentración mínima inhibitoria de los biocidas utilizados fueron 3.500 ppm (HS), 8 ppm (CB), 1.750 ppm (AP) y 20.000 ppm (FTS).

Se determinó, antes y después de la exposición a los biocidas, la susceptibilidad de la cepa frente 9 antibióticos de importancia clínica: eritromicina, cloranfenicol, ampicilina, cefalotina, gentamicina, tetraciclina, vancomicina, cefoxitina y fosfomicina. 

listeria

Tras la exposición a los biocidas, se produjo una disminución de la susceptibilidad a la mayor parte de los antibióticos, destacando la eritromicina, en cuyo caso la cepa fue susceptible antes de la exposición a los desinfectantes (CMI de 0,1 ppm), adquiriendo resistencia tras la exposición a CB (4 ppm), AP (1 ppm) y FTS (750 ppm). Algo similar ocurrió con la fosfomicina, pasando la cepa de susceptible (30 ppm) a resistente tras la exposición a todos los biocidas ensayados, observándose valores de CMI para el antibiótico de 180 ppm (tras exposición a HS), 240 ppm (CB), 190 ppm (AP) y 90 ppm (FTS).

Estos resultados sugieren que el empleo de biocidas a dosis subinhibitorias puede contribuir al aumento de la resistencia a antibióticos en cepas de L. monocytogenes y ponen de manifiesto la importancia de emplear concentraciones correctas de los desinfectantes, tanto en el entorno clínico como en las industrias alimentarias.

Por este motivo, los autores del estudio destacan la importancia de realizar una aplicación adecuada de los compuestos biocidas, utilizando concentraciones efectivas y llevando a cabo una distribución homogénea del producto, evitar el almacenamiento incorrecto de las formulaciones, que podría resultar en una disminución de la concentración efectiva de los biocidas, y no aplicar los desinfectantes en superficies sucias, con cantidades excesivas de materia orgánica, donde algunos compuestos, por ejemplo el hipoclorito sódico (lejía), pueden verse inactivados.

 

Fuente: Rodríguez-Melcón, C. , Alonso-Calleja, C. , Capita, R.: ‘La exposición de Listeria monocytogenes a dosis subinhibitorias de desinfectantes puede modificar el patrón de resistencia a antibióticos de las cepas de L. monocytogenes’

 

 


listeria

Higiene Ambiental Consulting, junto con Ambientalys, hemos desarrollado una formación técnica especializada, con el objetivo de formar acerca de cómo se desarrolla esta bacteria dentro de la industria alimentaria, dar a conocer las estrategias, técnicas y productos para controlarla y aprender a identificar los sistemas de detección y prevención más adecuados.

Esta formación se imparte en modalidad on-line y tiene una duración de 25 horas.

Más información sobre el  Curso on-line: Listeria: prevención y control en la industria alimentaria

 

 

Compartir notícia: