Se pospone la aprobación de la nueva Directiva europea sobre el agua potable

Se pospone la aprobación de la nueva Directiva europea sobre el agua potable

La irrupción en la UE de la pandemia provocada por el coronavirus ha paralizado el proceso de aprobación de la nueva Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano, que probablemente no entrará en vigor hasta diciembre de 2020. El texto refundido incluye, entre otros, la revisión de los parámetros para monitorizar la calidad del agua en el punto de consumo.

 

Después de un difícil proceso de negociaciones durante el año pasado sobre la propuesta de modificación de la Directiva relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano (DWD), se esperaba que el nuevo texto refundido entrara finalmente en vigor esta primavera.

El objeto de esta propuesta es proteger la salud de las personas de los efectos adversos derivados de cualquier tipo de contaminación de las aguas destinadas al consumo humano garantizando su salubridad y limpieza, y mejorar el acceso a las aguas destinadas al consumo humano.

Para ello, propone actualizar, entre otros aspectos, las normas y parámetros para monitorizar la calidad del agua en el punto de consumo, introducir un enfoque basado en el riesgo, que abarque toda la cadena de suministro, desde el punto de captación del abastecimiento hasta la salida del agua en el grifo del consumidor,  iniciar la regulación de los materiales que entran en contacto con el agua y de nuevas sustancias que representen un posible peligro para la salud humana.

Sin embargo, la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha cambiado las prioridades de las instituciones europeas, que actualmente se ocupan con expedientes sanitarios y económicos, mientras que la DWD tendrá que esperar.

El 18 de febrero de 2020, la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI) del Parlamento Europeo dio su aprobación al texto y actualmente los juristas-lingüistas están trabajando en los textos jurídicos finales para todos los Estados Miembros, que se espera que esten finalizados en otoño de este año para que el Parlamento Europeo pueda votar el texto final. De modo que la nueva Directiva probablemente no entrará en vigor hasta noviembre o diciembre de 2020.

Normas de calidad

Los valores aplicables a las aguas destinadas al consumo humano en relación con los nuevos parámetros establecidos deberán cumplirse:

  • para las aguas suministradas a través de una red de distribución, en el punto, dentro de los locales o establecimientos, en el cual salen de los grifos que son utilizados habitualmente para el consumo humano
  • para las aguas suministradas a partir de una cisterna, en el punto en que salen de dicha cisterna
  • para las aguas destinadas al consumo humano que estén envasadas en botellas u otros recipientes, en el punto de envasado
  • para las aguas utilizadas en empresas alimentarias, en el punto en que son utilizadas en la empresa.






 

Fuentes:

 

 

Compartir notícia: